El valor del pH en aguas muy puras.

En OZ PERU una vez más, esperamos compartir nuestra experiencia y darle las mejores soluciones a todos nuestros lectores que visitan el Blog de nuestra compañía para conocer con detalle la información técnica de calidad que les ofrecemos sobre nuestros productos. En esta ocasión, nuestro artículo de esta semana estará dedicado a hablar sobre la desviación respecto al valor neutro de un agua muy pura, cuando es medida con un pHmetro. Estamos seguros que la siguiente información les será de gran utilidad y permitirá comprender con mayor detalle este interesante tema y, por supuesto, disponer de nuestros productos considerados de una alta calidad para la medición de este tipo de muestras.

Los usuarios de equipos que producen aguas muy puras, es decir principalmente aquellas personas que trabajan en los laboratorios de calidad, generalmente enfrentan una serie de dificultades para medir con un pHmetro, el valor del pH que tienen estas aguas. Es de suponer que un agua absolutamente pura estaría en el balance perfecto de pH = 7. Esto es cierto, siempre y cuando la medición del pH se haga cuando el electrodo no tenga ningún contacto con el aire, es decir la medición se haga en línea. A continuación explicaremos con detalle la importancia de tomar en cuenta esta condición del agua para así lograr obtener los mejores resultados para el laboratorio.

Para obtener aguas ultra-puras, es decir con una resistividad mayor a 18 Megaohms, es necesario el tratamiento de las mismas con diferentes equipos y procesos como: El primer paso por un Deionizador de Lecho Separado o el uso de membranas de Osmosis Inversa o por calentamiento y condensación dado por un Destilador, para luego en un segundo paso pulirlo con un Deionizador Final de Lecho Mixto. Lo cierto es que estos equipos deben haber sido fabricados bajo procesos de producción muy estrictos, ya que de no ser así, es muy probable que los resultados se vean alterados y no se logre el objetivo primario que es el de obtener agua ultra-pura.

Es bien sabido que el valor de pH = 7 es considerado perfectamente neutro, debido a la disociación del agua pura (sustancia anfótera):

                                                         H20 + H20      —–>  H3O+  +  OH

 

Cuando el agua no contiene sales, no hay el efecto de amortiguamiento (es decir tratar de mantener el mismo pH), por lo que la adición de pequeñas cantidades de ácidos o bases fuertes puede ocasionar enormes variaciones en el pH, que se traducen en la medición a través de un pHmetro  que son utilizados en la mayoría de laboratorios de todo el mundo.

phmetro

De acuerdo a la grafica anterior, es de notarse que pequeñas cantidades de ácido o de álcali no sólo determinan un cambio pronunciado en el pH sino también en la resistividad. Sin embargo  hay que considerar que puede haber otros elementos como el aire, si es que entra en contacto con el agua.

El aire es un elemento que contiene gases como nitrógeno 78%, oxigeno 21% y otros entre ellos el dióxido de carbono 0.05%. Este último elemento, al entrar en contacto con el agua, se establece de manera natural un equilibrio espontaneo y se distribuye en todo el agua. Las características posteriores de dicha dilución dependerá, evidentemente, de su respectiva solubilidad, temperatura, etc.

Cuando tomamos una muestra de agua pura al aire libre y medimos el pH, este no reporta el valor neutro que por lo general reportaría en un laboratorio, sino que tiende a ser ácido, lo cual crea la confusión e impide que el agua ultra-pura sea usada en diferentes procedimientos químicos o farmacéuticos. Esta tendencia ocurre porque, apenas el agua pura entra en contacto con el aire, el CO2 (que se encuentra en forma de gas) se transfiere inmediatamente al agua, disolviéndose y formando ácido carbónico de acuerdo a:

                                               CO2  +  H2O     — ->     H2CO3   ——->         H+  + HCO3

Con todo lo anterior, podemos decir que es difícil obtener el pH neutro de 7 a un agua pura que haya tenido contacto con el aire. Eso significa que el agua ultra-pura sólo puede medirse con un pHmetro, cuyo sensor pueda instalarse en línea, al cual se le puede acoplar otro sensor de conductividad que se encargará de determinar si el agua obtenida luego del proceso es considerada como apta para el uso en los procedimientos para los cuales se ha determinado su purificación. Para este último fin, los expertos del laboratorio aíslan al máximo el flujo del agua del contacto del aire y miden el pH en línea, obteniendo resultados satisfactorios.

Adicionalmente hay que tener en cuenta que el pH es dependiente de la temperatura, por lo que para casos de aguas ultra-puras hay que usar sensores especiales que tengan una cuidadosa compensación de temperatura, que en OZ PERU le podemos recomendar el más adecuado para su requerimiento.

Si está interesado en saber más acerca del pHmetro y los diferentes tipos de sensores, lo invitamos a que visite nuestra página web: www.oz-peru.com y de esta manera se ponga en contacto con nosotros a través de cualquiera de nuestros canales de atención para resolver cualquier duda, o poder ayudarle en lo que desee saber. Recuerde que en OZ PERU contamos con un experimentado equipo de consultores especialistas que le informarán con detalle cuáles son los equipos que más le conviene y lo ayudarán en sus procedimientos de trabajo. En OZ PERU le ofrecemos equipos e instrumentos de calidad para el monitoreo y tratamiento del agua.

Recent Posts

Deja un Comentario