Transformar agua de mar en agua potable por osmosis inversa

La necesidad de obtener agua para consumo humano a partir del agua de mar, ha hecho posible el desarrollo de diversas tecnologías y de equipos de osmosis inversa para la desalinización, que no es más que la reducción de la concentración de sólidos disueltos en el agua de mar, a niveles de consumo. En todo proceso de desalinización se obtendrá dos productos: uno que es el agua tratada de baja salinidad y el otro que es donde se concentra las sales o de alta salinidad.

Hay varios procesos que pueden realizar la desalinización, como las plantas multiefectos de  destilación, la electrodiálisis y los equipos de ósmosis inversa. Sin embargo es ésta última técnica cuya demanda es la que ha crecido con mayor velocidad especialmente debido al desarrollo e investigación en la efectividad de las membranas que comenzó con remociones cercanas al 90% de sales y actualmente se tienen membranas con remociones del 99%. El agua de mar peruano tiene una salinidad estable de aproximadamente 35,000 ppm de sólidos disueltos totales (TDS, siglas en inglés) que al pasar por un sistema de ósmosis inversa, el agua producto obtenido por este tratamiento es generalmente menor a 500 ppm de TDS que es apropiado para el uso doméstico e industrial.

Para efectos prácticos y de instalación es recomendable hasta donde sea posible que la obtención del agua salada sea preferentemente de un pozo playero y no de una toma abierta, además se debe asegurar la instalación de un buen sistema de pre-filtración ya que en el proceso de Osmosis Inversa (OI), el agua salada es presurizada a valores de presión entre los 800 y 1,000 psi sobre las membranas semipermeables, separando el agua con bajo contenido de sales llamado permeado, de la corriente de agua concentrada que sigue su recorrido tangencialmente a través de la membrana y sale del sistema para regresar al mar.

osmosis

Los componentes de un sistema de Osmosis Inversa se pueden dividir en :

  1. Pre-tratamiento.
  2. Bomba de alta presión.
  3. Filtración por membranas y
  4. Post-tratamiento.

El pre-tratamiento del agua de mar puede incluir la dosificación de químicos para neutralizar el pH, la filtración del agua para eliminar la mayor cantidad de sólidos suspendidos y la dosificación de agentes anti-incrustantes para evitar la precipitación de sales de dureza. El elemento que incide directamente en el gasto de energía es la bomba de alta presión que eleva la presión de trabajo a valores apropiados para la desalinización del agua en las membranas. La parte más importante del tratamiento se observa en la filtración por membranas  que permite la separación de dos corrientes de agua, la permeada y la concentrada.

El agua permeada puede considerarse como la eliminación del 99% de las sales disueltas del agua de mar de ingreso. El agua concentrada es la línea que acumula todas las sales y es descartada. Las membranas semipermeables están preparadas especialmente para soportar las altas presiones y el material que se utiliza varía con el fabricante que puede ser de acetato de celulosa, poliamida, polisulfona, etc. Finalmente el post-tratamiento, es aquella técnica posterior al paso por las membranas que signifique una mejora en la calidad de agua, como por ejemplo un ajuste del pH o el almacenamiento del agua con dosificación de cloro.

El agua desalinizada por ósmosis inversa se puede utilizar principalmente para el consumo humano así como también en las industrias y comercios afincados en zonas costeras, así como también en embarcaciones de alta mar.

Uno de los puntos más importantes en la evaluación de un sistema de tratamiento es el costo operativo y dependiendo de las facilidades que se puedan encontrar en el lugar de la instalación podemos decir que en general ésta se encuentra entre $1.0 – 1.5 /m3 de agua de mar. Podemos destacar que los costos por m3 irán disminuyendo cada vez más con las mejoras tecnológicas de los componentes del sistema como p.e. membranas para trabajar a menores presiones, mejoras en las turbinas recuperadoras de energía o al uso de paneles solares para producir energía que al día de hoy solo se utilizan en sistemas a pequeña escala.

Hay otras técnicas de filtración por membranas similares a la ósmosis inversa que vienen siendo desarrolladas como la ósmosis forzada (forward osmosis en inglés) que se requerirá menos energía de la que se usa actualmente en los sistemas de tratamiento por ósmosis inversa que mejora las perspectivas en el mundo, del uso del agua de mar como insumo ilimitado para su potabilización.

En nuestra costa que es una zona desértica y con poca agua potable disponible y aprovechable, en las zonas playeras donde solo se obtiene agua a través de camiones cisternas que pueden cobrar en promedio S/15.00 el m3 de agua, ya hay algunas industrias así como comercios como por ejemplo acuicultores y hoteles, que prefieren tener una Planta desalinizadora de agua de mar o en general algún equipo de ósmosis inversa para poder obtener después del tratamiento por osmosis inversa, agua con las características  para el consumo humano.

Osmosis

Si está interesado en saber más acerca de este sistema o sobre los equipos de osmosis inversa, además de los beneficios que puede traerle para su empresa, lo invitamos a que visite nuestra página web y de esta manera, si lo desea se ponga en contacto con nosotros por medio de cualquiera de nuestros canales de atención para resolver cualquier duda o poder ayudarle en lo que desee hacer.

Recent Posts

Leave a Comment