Planta de tratamiento de aguas residuales con sistema MBR

Para las empresas que requieren una planta de tratamiento de aguas residuales o necesitan ampliar su volumen de tratamiento, se ha desarrollado un nuevo sistema que permite optimizar el proceso de purificación del agua, teniendo en cuenta que en la actualidad los procesos de tratamiento y el cuidado de nuestras fuentes hidricas, se ha vuelto un tema medio ambiental de suma importancia.

Los reactores biológicos de membranas (MBR; siglas en ingles) son la tecnología de tratamiento secundario para efluentes, domésticos o municipales, de más rápida expansión en los últimos años. Este sistema ha combinado la tecnología convencional de lodos o fangos activados, con el de filtración por membrana. Como es de esperarse, el tratamiento ulterior por membranas, permite obtener efluentes de mucho mejor calidad comparado con el de lodos activados en lo que respecta a la remoción de material orgánico, sólidos suspendidos y bacterias.

Si bien su costo es todavía superior, conlleva algunas ventajas que sería necesario tomar en cuenta, tal como la disminución del tamaño de la planta, la eliminación de los clarificadores y una mejor calidad de agua que va de acuerdo a la cada vez más exigentes normas ambientales. El objetivo es hacer que la planta de tratamiento de aguas residuales sea mucho más efectiva, con procesos menos voluminosos y más completos en la purificación del agua, ejemplo que se refleja a continuación en la siguiente imagen:

El proceso de lodos activados es de larga data y es muy conocido, por lo que hablaremos directamente de las membranas consideradas como la parte principal de un sistema MBR. La filtración por membranas ha sido  siempre usada como tratamiento terciario para los procesos biologicos, como por ejemplo la microfiltración, ultrafiltración, nanofiltración y osmosis inversa. Sin embargo para la tecnología MBR el hecho de que la membrana esté en contacto con los lodos activados, es considerado como tratamiento secundario con un efluente final de calidad que puede reusarse.

La porosidad de las membranas para los MBR varía de acuerdo al fabricante y están en el orden de entre 0.2 y 0.02 µm, parecidas a las utilizadas entre la microfiltración y la ultrafiltración.El material que se usa para estas membranas es similar a sus pares usadas en el tratamiento terciario como poliamidas, polisulfona, poliacrilonitrilo, etc.

En cuanto a la geometría de las membranas las variedades mas conocidas son de fibra hueca y planas. Las membranas de fibras huecas son capilares delgados y largos que filtran el agua de afuera para adentro recolectando internamente el agua tratada. En el caso de las membranas planas que usualmente estan soportadas en un marco metálico, el agua fluye a través de las membranas y el permeado es recolectado en tuberías que salen del interior de las membranas en un proceso que opera al vacío.

Se pueden diferenciar 2 tipos de membranas por la posición donde se les coloque, unas pueden ir colocadas de manera externa al tanque de aireación y otras pueden estar dentro del tanque o sumergidas. Esta última alternativa es la de mayor aceptación, a la que se le agrega una linea de aire para limpiar las membranas del licor mixto y prevenir el ensuciamiento.

Cada cierto tiempo se hace un retrolavado y en periodos más espaciados dependiendo de la saturación de las membranas se pueden hacer lavados con productos químicos diluidos. Si se sigue los procedimientos de limpieza dados por el fabricante, se pueden recuperar las membranas casi al 100%.

planta de tratamiento

Las configuraciones que se pueden diseñar con un sistema MBR dependen de cada proyecto y los objetivos particulares de remoción. Si por ejemplo necesitamos remover nutrientes en exceso, como el nitrógeno de una planta de tratamiento biologica, requerimos llegar a la denitrificación, para ello se suele colocar una zona anóxica antes o despues del tratamiento aerobico dependiendo de los requerimientos finales de nitrato o nitrógeno total.  Y si también requerimos mejorar la remoción biológica de otro nutriente como el fósforo, se puede adicionar una zona anaeróbica al proceso.

A diferencia de los lodos activados, donde el licor mezcla solo llega entre 2,000 a 4,000 ppm de sólidos suspendidos, en el sistema MBR se puede llegar hasta 10,000 o 12,000 ppm de sólidos suspendidos. La gran cantidad de biomasa como licor mixto se asocia a una mayor respiración endógena y por lo tanto se reduce la producción de lodo. Esta característica de poder aumentar la concentración del licor mixto hace posible que se pueda ampliar en 2 o 3 veces la capacidad de  una planta de tratamiento de aguas residuales existente, con apenas un mínimo de acondicionamiento.

Finalmente, la calidad del agua que se puede obtener con el MBR puede llegar a valores menores a 5 ppm de DBO5, menos de 0.5 NTU de turbidez y menos de 1 ppm en sólidos suspendidos. Si esta interesado en saber más acerca de este sistema y de los beneficios que puede traerle para su empresa, lo invitamos para que se ponga en contacto con nosotros por medio de cualquiera de nuestros canales de atención. Puede escribirnos al correo electrónico o puede ponerse en contacto telefónico.

Recuerde que OZ PERU puede ofrecerle las mejores alternativas en equipos de control para el monitoreo de sus aguas y los equipos para su planta de tratamientos de aguas residuales. Años de experiencia en el rubro especifico del agua nos permite darle la mejor solución a cualquier problema o necesidad que se le presente.

Recent Posts

Leave a Comment